Los 30 primeros dias.

Bienvenidos a Cocaína Anónimos. Todos aquí estamos por la misma razón - nuestra incapacidad para dejar de consumir cocaína. El primer paso para solucionar cualquier problema es entender el problema.

 El Problema

El problema, como lo vemos, consiste en la obsesión de la mente y la compulsión del cuerpo. La obsesión es el pensamiento continuo e irresistible de cocaína y la próxima linea. Una vez que nosotros tenemos este pensamiento, nuestro cuerpo toma la posesión de nosotros. Compulsión consiste en la absoluta incapacidad para parar de consumir una vez que empezamos. De esta manera, nuestra recuperación empieza absteniéndose completamente de consumir cocaína y toda otra substancia que altere la mente. Esto nos permite empezar a vivir en la solución.

La Solución
Nosotros deseamos asegurarle que hay una solución, y recuperarse es posible. Comienza con la abstinencia y continúa con la práctica de los Doce Pasos de recuperación, un día a la vez.
Tómelo con calma. La adicción no es un problema moral. La adicción es una enfermedad. Una enfermedad mortal. He aquí algunas sugerencias para ayudarle a estar limpio y sobrio en los primeros 30 días.

Abstinencia
No consuma ninguna substancia que altere la mente. La experiencia nos ha demostrado que el uso de cualquier substancia que altere la mente, puede conducir a una nueva adicción o a nuestra droga preferida, la cocaína.

 Reuniones regulares.

Asista a reuniones con regularidad. Las reuniones son donde nosotros llegamos para compartir nuestras experiencias, fortaleza y esperanza, y conocer personas con quien compartir nuestra experiencia en común.

Consiga Un Padrino o Una Madrina.
Es buena idea conseguir un padrino o una madrina durante los primeros días, cuando C.A. parece extraño y nuevo. Un padrino que pueda dedicar más tiempo y atención de la que se dispone en las reuniones.

Use el Teléfono
Obtenga números de teléfono de los miembros y úselos. La parte vital de nuestro proceso de recuperación es ponerse en contacto con otro adicto. Si nadie está disponible, llame a la oficina de Cocaína Anónimos.

Un Día a la Vez
Nos mantenemos limpios y sobrios un día a la vez, y cuando es necesario una hora, a veces un minuto a la vez. No una semana o un año, solamente un día a la vez.
Cuando empezamos a estar limpios y sobrios, nuestros sentimientos empiezan a sobresalir. La cocaína nos ayudó a escapar de nosotros mismos y alteró nuestra realidad. Nos ayudó a encubrir-y evitar nuestros sentimientos. El llegar a estar limpios y sobrios puede ser doloroso, pero con ayuda, nosotros vemos que nuestras vidas pueden mejorar un día a la vez.
Cuando nosotros asistimos a nuestra primera reunión de C.A. sabemos muy en el fondo que la cocaína es un problema en nuestras vidas. Ver esto es solamente el principio. Es aquí donde el programa de Cocaína Anónimos entra en juego. Nosotros empezamos por rendimos y siguiendo los Doce Pasos de Recuperación.

PRIMER PASO: ADMITIMOS QUE ÉRAMOS IMPOTENTES ANTE LA COCAÍNA Y OTRAS SUBSTANCIAS QUE ALTERAN LA MENTE, QUE NUESTRAS VIDAS SE HABÍAN VUELTO INGOBERNABLES.
A muchos de nosotros nos disgustaba la idea de sentirnos impotentes ante cualquier cosa. Creíamos que la cocaína nos volvía invencibles y poderosos, cuando en realidad nos destruía, emocional, económica, física y espiritualmente. Estábamos fuera de control y habíamos alcanzado una profunda desesperación. Por supuesto, fue diferente para cada uno de nosotros el grado en que nuestras vidas se volvieron ingobernables. Pero el hecho es que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables. Empezamos a tener paz cuando nos rendimos y fuimos honestos con nosotros mismos.
SEGUNDO PASO: LLEGAMOS AL CONVENCIMIENTO DE QUE UN PODER SUPERIOR PODRIR DEVOLVERNOS EL SANO JUICIO.
El Paso Dos envuelve una mente abierta.
Habiendo admitido que éramos impotentes ante la cocaína y otras substancias que alteran la mente, nos, convertimos en una persona con la mente suficientemente abierta para creer que un Poder Superior a nosotros podría remover la obsesión de consumir y devolvernos el sano juicio. La obsesión de consumir sería eliminada. Este Poder quizás sea pero no necesita serlo un Dios. Muchos de nosotros usamos el compañerismo de C.A. como nuestro Poder Superior. Después de todo, lo que no pudimos hacer solos lo estamos haciendo juntos.
TERCER PASO: DECIDIMOS PONER NUESTRA VOLUNTAD Y NUESTRAS VIDAS AL CUIDADO DE DIOS, COMO NOSOTROS LO CONCEBIMOS.
Cocaína Anónimos es un programa espiritual, no religioso. Lo que pretendemos es progreso espiritual en vez de perfección espiritual. Algunos de nosotros venimos con nuestro propio Dios. Otros usamos el grupo hasta que encontremos un Poder Superior de nuestro entendimiento. La frase clave en este paso es: "como nosotros lo concebimos." En Cocaína Anónimos cada individuo puede escoger su propio Dios.
Le damos la bienvenida con amor al programa de Cocaína Anónimos. Estamos aquí para ayudarle. He aquí las promesas de nuestro programa:
Si nos esmeramos en esta fase de nuestro desarrollo, nos sorprenderemos de los resultados antes de llegar a la mitad del camino. Vamos a conocer una libertad y una felicidad nueva. No nos lamentaremos por el pasado ni desearemos cerrar la puerta que nos lleva a él. Comprenderemos el significado de la palabra serenidad y conoceremos la paz. Sin importar lo bajo que hayamos llegado comprenderemos que nuestra experiencia puede beneficiar a otros. El sentimiento de inutilidad y lástima por nosotros mismos desaparecerá. Perderemos el interés en cosas egoístas y nos interesaremos en nuestros compañeros. Se desvanecerá la ambición personal. Nuestra actitud y nuestro punto de vista sobre la vida cambiarán. Se nos quitará el miedo a la gente y a la inseguridad económica. Intuitivamente, sabremos manejar situaciones que antes nos desespe­raban. De pronto comprenderemos que Dios está haciendo por nosotros lo que por nosotros mismos no podíamos hacer.

Last modified on Jueves, 23 Febrero 2017 04:47